domingo, 25 de marzo de 2012

Esta fangirl lee: Los Juegos del Hambre

Aprovechando el estreno de la película, y que encontré una tarea de la escuela aquí esta mi reseña sobre el libro de Los Juegos del Hambre:

“¡Y que la suerte esté siempre, siempre de su parte!” es lo que dice una mujer con una peluca rosa, quien saca dos papeletas de una urna, donde los nombres de un hombre y una mujer están escritos. Los elegidos entre 12 y 18 años adquieren el nombre de tributos y están destinados a pelear a muerte en una arena contra otros 22 jóvenes, en un show televisado.
¿Será lo que nos espera en cien años? 

Ésta es la premisa que maneja Los Juegos del Hambre, primer libro de la trilogía con el mismo nombre escrito por la estadounidense Suzanne Collins. Catalogado como un best-seller y con una adaptación al cine que se estrenará en 2012, el libro ha sido bien recibido por la crítica.
En este universo, la palabra tributo es igual a muerte. La competencia de éstos en la arena se trata de una manera de control de los doce distritos que conforman Panem, lugar donde se desarrolla la historia. La protagonista es Katniss, una adolescente de 16 años que se ve obligada por las circunstancias a competir en los juegos del hambre para salvar a su hermana de una muerte segura.
Su vida no podría estar más en desventaja cuando mencionan a su compañero en los juegos y a quien tendrá que matar si quiere regresar a casa: Peeta Mellark. Ambos jóvenes cambian física y psicológicamente al momento en que sus nombres son elegidos y son llevados al Capitolio, lugar donde el poder se concentra.
¿Puede existir romance en estos juegos mortales? Sí. Pero no esperen encontrar al romance como eje conductor, porque Los Juegos del Hambre no está enfocado en eso sino en la supervivencia de los protagonistas que, unidos por la misma razón, son partícipes de un romance… ¿acaso puede ser también parte del espectáculo?
La autora utiliza el narrador homodiégetico y la travesía de Katniss se observa desde su punto de vista. Con una trama mucho más madura y donde los problemas de su protagonista están relacionados con muerte, lucha por sobrevivir y preocupaciones más interesantes que elegir entre un hombre lobo o un vampiro; es fácil sentir simpatía por ella por una sencilla razón: no es perfecta.
Collins se aleja del universo de fantasía de otras sagas como Harry Potter y Crepúsculo aunque al tratarse de una trama futurista, utiliza algunos recursos imaginativos como animales modificados genéticamente llamados charlajos o ropa que se prende en llamas, literalmente.
En un momento literario y cinematográfico donde el público adolescente busca nuevas historias, Los Juegos del Hambre está encaminado a una audiencia mayor que está dejando sus años de adolescencia detrás y se encamina a la adultez.

Calificación: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario