domingo, 17 de junio de 2012

Esta fangirl lee: Babe in Boyland

 Babe in Boyland, escrito por Jody Gehrman, es acerca de Natalie, una estudiante de primer año que escribe para el periódico escolar bajo el pseudónimo de Dra. Afrodita, en su columna de relaciones. Pero los chicos de su escuela la acusan de dar terribles consejos a las chicas pues afirman que ella no sabe nada sobre los hombres. Cuando Natalie intenta investigar, se da cuenta que jamás obtendrá una respuesta directa del sexo masculino. ¿La única solución? Disfrazarse como un chico y pasar una semana en la Academia Underwood, la escuela privada para varones en la ciudad. Ahí ella aprenderá mucho sobre los chicos y las chicas en maneras que ella nunca esperó—especialmente cuando se enamora de su compañero de habitación de ensueño, Emilio. Pero, ¿podrá conseguir responder las siete preguntas básicas que desenmascarán a los hombres antes de que la descubran a ella?


 
-------------------------------------
Fangirleando: Desde un inicio, lo primero que viene a la mente en cuanto se comienza a leer Babe in Boyland es la película She's the man con Amanda Bynes. Si han visto la película, sabrán que en sí la trama de una chica que se disfraza de chico para encajar en el mundo del género masculino por el motivo que sea, es muy graciosa. Y claro, no es ni la primera película ni el primer libro que hace esto. Sin embargo, Jody Gehrman traslada el mismo concepto a su propia historia y lo hace muy bien.

Tenemos a Natalie Rowan, quien es estudiante y escribe en el periódico escolar, específicamente en la olumna de "relaciones" y se hace llamar Dra. Afrodita. Sus propios editores se toman la columna como un chiste y, siendo honesta, todo ese tipo de periodismo siempre me ha parecido de lo más divertido. No digo que no sea un trabajo digno ni mucho menos, sino que el hecho de que la gente envie sus problemas a alguien para que ese alguien los resuelva a la vista de todos me parece gracioso tengo un extraño sentido del humor.

Aunque Natalie cree que sus respuestas a los problemas de la población femenina sobre chicos son estupendas, los hombres de la escuela no están de acuerdo. Se lo hacen saber mediante una serie de cartas diciendo que la Dra. Afrodita no sabe nada de nada sobre la mente masulina y que deje de fingir. Y claro, Natalie en un primer momento se enoja pero después se da cuenta que su público tiene razón.

Intenta darle respuesta a 7 preguntas básicas con las que pretende desentrañar a los chicos pero no lo consigue haciéndoles preguntas directas; razón por la cual, decide hacerse pasar por Nat en la Academia Underwood, colegio privado sólo de chicos. Sus mejores amigas la ayudan a involucrarse en este proyecto, al mismo tiempo que ellas participan en una obra de teatro en dicho colegio.

El punto fuerte de este libro es el humor. ¡Oh Dios, cómo me reí! De verdad, con cada situación absurda en la que Natalie se ve envuelta en el mundo de los chico, yo soltaba una carcajada. Es lógico que cuando ingresa a la Academia, tiene que dejar de lado su feminidad e interactuar ocon "su niño interior" xD Y tiene que hacerlo en los baños, vestidores, mientras hace deportes... todo eso, sin dejar notar a los espectadores que es una chica. Por lo que tiene que eliminar su caminar, partes de su cuerpo y lo que más amé: los gritos de niña que todas las mujeres hacemos. O el exceso de entusiasmo.  

Pero cuando conoce a Emilio, su compañero de habitación con un fabuloso six pack, realmente empieza a comprender al sexo masculino. Y lo que es peor: no puede relacionarse con Emilio como mujer y tiene que conocerlo como hombre, lo cual no es tan malo pero tendrá que olvidarse del coqueteo descarado. Es obvio que es con Emilio con quien la relación amorosa sucede... de una forma extraña xD. Incluso Emilio llega a cuestionarse su orientación sexual... jajajajaja.

¿Descubren a Natalie? Ustedes, ¿qué creen? Creo que es sencilla la respuesta... el asunto es cómo y las implicaciones que eso conlleva. 

Lo que más me gustó de Babe in Boyland, además del sentido del humor de la autora, fueron las dos lecciones del final yo las clasifiqué en dos: en primer lugar, el sexo masculino no la tiene tan fácil después de todo y, sin duda, todos esos libros y reportajes de revistas que explican cómo funciona su mente, están hechos por un 50% de verdad y otro 50% de mentiras. Y, en segundo lugar, después de leer por todo lo que Natalie tiene que pasar para transformarse en Nat, aprecié más mi cabello feminidad.

Es un libro ligero, de ésos que se leen rápido pero que dejan un buen sabor de boca.

Calificación: 4/5






No hay comentarios:

Publicar un comentario