domingo, 24 de junio de 2012

Esta fangirl lee: Geek Girl

Geek Girl, escrito por Cindy C. Bennett, relata la vida de Jen, de diecisiete años, una chica un tanto dark que reduce su vida a fiestas y salidas con sus amigos mientras sale a escondidas de la casa que la adoptó por unos meses. Sin embargo, por aburrimiento decide apostar algo con sus amigas: convertir a Trevor un chico bueno y del grupo de geeks, en un "chico malo". Pero mientras empieza a pasar más tiempo con Trevor, ve que en realidad es divertido ser un geek. Hasta que Trevor descubre la apuesta y Jen tiene que luchar por las cosas que ha descubierto que son más importantes: amistad, familia y, ante todo, amor.


----------------------------------------
Fangirleando: Cuando leí la sinopsis de libro, creí que sería uno más de esos libros para adolescentes que he estado leyendo últimamente y que, siendo honestos, muchos de ellos no tienen nada de especial. Así que no tenía una buena opinión de Geek Girl antes de comenzar la lectura. Pero, ¡qué equivocada estaba! 

En este libro, la protagonista es Jen y yo la amé xD Es una de esas chicas que, siendo honesta, no sería mi amiga porque me intimida demasiado su forma de vestir. Desde ese momento, este libro ya me estaba encantando porque ¿cuántas veces nos dejamos guiar por la apariencia física? Porque debajo de toda esa ropa gótica y el maquillaje negro, Jen es en realidad una chica muy dulce, insegura, que ha pasado por un montón de cosas en su vida y sólo busca la felicidad.

Jen tiene un pasado complicado: su papá está muerto, su mamá en la cárcel, ha vivido en hogares de acogida toda su vida y ni siquiera tiene un amigo de verdad. 

Y un día decide hacer una apuesta por una perforación: convertir a Trevor en un chico malo. Es una apuesta un tanto sencilla pero eso es porque no conocemos a Trevor: es un geek al 100%. Le gustan las películas de ciencia ficción, hace todo bien, es inteligente, es amable, juega al boliche con su familia, es voluntario en un asilo de ancianos. Es el clásico ejemplo de chico con el que los papás serían felices. 

Jen empieza a pasar tiempo con Trev para lograr su cometido y ¿lo logra? No. ¿Se enamora? Sí. Y es tan adorable su romance: yo exclamaba un montón de "awww" a lo largo de Geek Girl porque Trev es un amor, es un geek increíblemente genial y adorable, es sexy sin que él lo note, es perfecto. Está dispuesto a hacer lo que sea por Jen, la acepta, la cuida y la protege. 

Poco a poco, Jen va cambiando, convirtiéndose en mejor persona. Porque ella es una buena chica que no ha superado su pasado y, cuando comienza a hacerlo, va dejándolo atrás y empezando una nueva vida con una familia, amigos y Trev. 

Todo es tan feliz hasta que Trev decubre lo de la apuesta aunque se lo dijo una maldita dizque amiga de Jen y entonces la felicidad de Jen termina en un abrir y cerrar de ojos. Y sí, Jen hizo algo malo pero ¡Trev es el chico bueno! debió tomar en cuenta la situación y no enojarse tanto... pero incluso así, Jen sigue adelante porque ya no es la típica chica que no creía merecer nada en la vida sino lo contrario: sí, está desecha pero va a recuperarse. 

Creo que se imaginan en qué termina este libro. Digo, Trev es un chico lindo y Jen aprendió la lección, ¿cuál es el resultado? Sólo puedo decir que es algo muy bonito. 

Geek Girl es de los mejores libros que he leído este año, lo recomiendo mucho.

Calificación: 5/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario