martes, 26 de junio de 2012

Esta fangirl lee: Heart on a Chain

 Heart on a Chain, escrito por Cindy C. Bennett, es la historia de Kate de 17 años de edad, quien ha vivido su vida entera en pobreza extrema, con un alcohólico padre y una madre adicta a las drogas, quien abusa severamente de Kate. En la escuela, su ropa de segunda mano la marca como un objetivo. Su negación a defenderse a sí misma la hace el destinatario de las burlas e intimidación de sus compañeros de clase. Hasta el regreso de Henry Jamison, quien se mudó lejos seis años antes, justo cuando él y Kate habían comenzado a desarrollar sentimientos por el otro. Él regresa para encontrar a la brillante, divertida, extrovertida chica que había conocido, ahora tímidamente escondiéndose en los rincones, apenas hablándole a cualquiera a su alrededor, sospechosa incluso de él.

Kate no puede descifrar cuál es el juego que Henry está jugando con ella, porque de seguro es un juego. ¿Qué más podría el grandioso, chico popular de su pasado querer con ella?

Kate decide finalmente confiar en las intenciones de Henry, abriendo su corazón a él. Justo cuando parece que él podría ser genuino en su amistad, la tragedia los golpea, amenazando todo en lo que Kate ha trabajado para ganar. ¿Puede Henry ayudarla a sobreponerse de ésta nueva devastación, o los separará por siempre?
------------------------------------------
Fangirleando: Después de leer Geek Girl, supe que Cindy no me desilusionaría. ¡YO LA AMO!

Ok, ya... La historia es sobre Kate, una chica que ¡cómo ha sufrido! En serio, llegó un momento en el libro en el que me sentía tan frustrada con la vida porque Kate no lo merece. Es decir, nadie merece ningún tipo de maltrato físico ni psicológico por parte de nadie; pero a Kate no sólo le va mal en su casa sino en la escuela también. Y nadie parece preocuparle que con cada día que pasa, ella está en un peligro mayor. Y, a pesar de todo, sigue adelante. 
Todo el tema sobre la violencia intrafamiliar es algo muy fuerte en Heart on a Chain y eso fue algo... ¿refrescante? Es decir, Cindy no te pinta las cosas para que sean más fáciles de digerirr sino te presenta la situación con realismo. Y cada que leía un episodio donde Kate es maltratada, se me salían las lágrimas lo admito y me preguntaba cuánta gente hay en este mundo viviendo cosas así o peores. Se trata de un tema que pasa TODO EL TIEMPO. Muchas veces somos concientes de ello y no hacemos nada. Ya ni se diga el bullying al que es sometida, por si no era suficiente con que su mamá la utilizara de saco de boxeo... 

Pero en la vida de Kate aparece un ángel Henry. Tan perfecto. El chico más amable del mundo, el que se preocupa por ella, se convierte en su amigo, su defensor y, claro, su novio. Cada que Henry aparece en escena, yo sonreía como una tonta porque él es aswedfcghulokijh. Punto. Es hermoso cómo evoluciona su relación y se gana la confianza de Kate, le sube el autoestima y le da las fuerzas suficientes para enfrentarse a distintos episodios en su vida, uno muy difícil: hacerle frente a la violencia y salvar su vida.
Y es que a apartir de que Kate y Henry están juntos, casi todo es felicidad.¿Cómo podría no serlo? Henry es adorable. Su familia es tierna. Todos se preocupan por Kate. Kate se siente querida por primera vez en mucho tiempo. En otras palabras: esta relación es lo mejor del mundo para ambas partes y Kate merece ser feliz a lado de alguien como Henry. Yo quiero un Henry en mi vida.

¿Tiene un final feliz? Hubo un momento en el libro, ya por el final, cuando creí que las cosas no iban a ser tan felices y me estresé. Estuve a punto de golpear a alguien... pero no, falsa alarma. Simplemente fue un momento en el que Kate madura y se da cuenta de que cometió un error en su vida pero, al mismo tiempo, es algo totalmente comprensible al menos por mí. Así que, al final, sí, todo es amor y lágrimas de felicidad.

Heart on a Chain es uno de esos libros que NECESITAS leer una vez en tu vida, por lo menos. No sólo no te arrepientes sino que es un texto con grandes enseñanzas: el perdón, el seguir adelante, el ponerse en el lugar de las demás personas, ayudar a quienes nos necesiten y quizá no piden ayuda.

Calificación: 5/5



Como dato que quiero presumir porque fue muy emocionante: ¡Cindy me contestó en twitter y me dio follow back!



Lo siento, sentía la necesidad de contarlo al mundo xD

No hay comentarios:

Publicar un comentario