sábado, 9 de junio de 2012

Esta fangirl ve: Mirror Mirror




Sinopsis: Nueva versión en clave de comedia del cuento de Blancanieves narrado desde el punto de vista de la malvada madastra. Siete valerosos y rebeldes enanitos ayudarán a Blancanieves a reclamar sus derechos al trono, que le pertenece por nacimiento, y a conquistar al Príncipe con el que pretende casarse la temible Reina. (FILMAFFINITY)




Esta película salió en México en marzo pero nunca tuve las posibilidades económicas de ir a verla. Se suponía que primero vería Mirror Mirror y después la otra versión de Blancanieves pero sucedió lo contrario así que intentaré no dejarme llevar por los comparativos que se han hecho últimamente al respecto de estas dos versiones cinematográficas. 

Mirror Mirror comienza con la cuenta cuentos mejor conocida como la Reina Clementianna, la madrastra de Blancanieves, quien se autproclama la "Mujer más bella del reino". Al mismo tiempo, ese lugar que gobierna está en bancarrota gracias a ella y a sus excesivos lujos, fiestas y mala administración. Después de todo, se ha casado cinco veces y el dinero parece no durarle jamás. La única solución que encuentra es casarse de nuevo con un hombre rico que resuelva todos sus problemas financieros.

Y, ¿dónde está Blancanieves en todo esto? Pues la princesa está encerrada todo el tiempo dentro del castillo, vive en una burbuja, prácticamente, desde que su papá desapareción en el bosque y la Reina quedó como su tutora. Blancanieves se siente incapaz de hacer algo por sí misma, ni siquiera de enfrentarse a su madrastra, mucho menos cree poder salir del castillo y observar en qué condiciones se encuentra el reino. En otras palabras, la Reina la ha convertido en una inútil mental.

Cuando por fin toma la suficiente valentía para poner un pie fuera de su residencia, observa que el lugar donde vive está en la miseria: no hay dinero y todavía se exige el pago de impuestos absurdos para controlar a la "bestia" que vive en el bosque. Obviamente, el dinero no va dirigido a esta causa sino a solventar los gastos ridículos de la realeza.  Blancanieves está dispuesta a enfrentarse a la reina pero primero, necesita el apoyo de alguien con un ejército.

Es aquí cuando el príncipe Andrés Alcott aparece en escena... siendo robado por los 7 enanos. La primera vez que ve a Blancanieves, él está usando sólo su ropa interior... lo cual no fue un incoventiene para mí teniendo en cuenta que se trata de Armie Hammer. Pero cuando el susodicho es presentado a la Reina, ella ve en él la respuesta a sus problemas financieros e incluso emocionales: un miembro de la realeza con dinero y guapo. 

Sin embargo, en el baile de bienvenida, la Reina no puede dejar de notar que Blancanieves ha enamorado al príncipe Alcott y decide enviarla al bosque a que la bestia se la coma. Por supuesto, esto no ocurre porque la encuentran los 7 enanos, quienes se encargan de entrenarla como una de ellos y así poder robarle el dinero a la Reina y devolverlo al pueblo. Si, son todos unos Robin Hood. 

El príncipe es hechizado mediante una poción de "amor de chachorro" y la Reina consigue engatusarlo para que se casen, pero Blancanieves se roba al príncipe el día de la boda. Por supuesto, esto desencadena la pelea final entre la bestia y la princesa... en donde la Reina cree que por fin ha ganado. Pero resulta que la bestia es un humano y, Blancanieves, triunfa.

Mirror Mirror es una comedia. Supongo que ése fue el principal motor de la película cuando la hicieron porque nadie en la cinta da miedo, ni siquiera la Reina. Quizá el punto que menos me convenció fue el papel de Julia Roberts: en primer lugar, se dice que ella es la más hermosa del reino y, Julia es una mujer madura y tiene su atractivo pero... ¿la más hermosa? no lo creo. ¿La más graciosa? tampoco. ¿La más malvada? Menos.

Lily Collins interpretando a Blancanieves es un acierto. Tiene cara de inocencia, es bonita y demasiado blanca. Al mismo tiempo, sí se nota su estrés hacia la reina. Mientras que Armie Hammer como el príncipe sólo está ahí para que lo apreciemos y nos de risa su amor de cachorro hacia la Reina. Lástima, porque me gusta cómo actúa. Creo que los que se llevan la película, en cuanto al humor, son los enanos; me hicieron reír demasiado.

¡Ah! Y los vestidos que usan Julia Roberts y Lily Collins son HERMOSOS. Sólo por esto, vale la pena que vean Mirror Mirror.

Calificación: 3/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario