jueves, 5 de julio de 2012

Esta fangirl lee: Deseos

Deseos, segunda parte de la saga Eternos de Kirsten Miller, comienza 18 meses después de donde nos dejó la primera parte. Haven Moore e Iain Morrow han estado viviendo una vida feliz en Roma, a un océano de distancia de la Sociedad Ouroboros y su líder diabólico, Adam Rosier. Pero el paraíso no suele durar. La misteriosa desaparición del mejor amigo de Haven, Beau, envía a la pareja corriendo de regreso a Nueva York, donde se encuentran con las Horae, un grupo clandestino de mujeres que han pasado siglos conspirando para destruir a Adam. Sólo ellos pueden ayudar a Heaven a descubrir el secreto del paradero de Beau en una de sus vidas pasadas. Pero su ayuda tiene un precio: Haven debe infiltrarse en la Sociedad Ouroboros y atraerlo a una trampa. Se trata de un plan que las Horaes creen puede salvar al mundo, pero el temor Haven e Iain podría destruir la felicidad que han estado persiguiendo desde hace dos mil años.



---------------------------
Fangirleando: Eternos, la primera parte, me gustó muchísimo, todo el tema de la reencarnación y el romance entre Iain & Heaven es adictivo, por eso fui feliz cuando Deseos salió a la venta: ya quería leer de nuevo sobre esto.

Beau es probablemente mi personaje favorito en esta saga después de Iain así que cuando leí en la sinopsis que desaparecía, entré en pánico. Porque es su desaparición la que baja del cielo a la parejita estrella de la saga, ya que ¿quién pudo secuestrar al mejor amigo de Heaven? Alguien que sabe que puede hacerle daño. En otras palabras, Adam Rosier, mejor conocido como el diablo. Literalmente. 

Pero cuando Haven regresa a Nueva York en búsqueda de Beau, resulta que Adam (junto con la Sociedad Ouroboros) le ofrece su ayuda sin esperar nada a cambio. Y también un grupo llamado Las Horaes, quienes han pasado en constante guerra eterna contra Adam y buscan encerrarlo, para lo cual necesitan la ayuda de Haven. Mientras que a Iain no le hace gracia ninguna de las dos cosas.

¡Y cómo no! Las Horae están dispuestas a ayudar a Haven a encontrar un recuerdo de sus vidas pasadas para encontrar a Beau a cambio de ofrecerla como carnada para atraer a Adam; mientras que el susodicho acepta ayudar a Haven sin mostrar señales de maldad. La verdad todo esto me resultaba muy sospechoso porque Adam Rosier es EL malo de Eternos y resulta que en Deseos aparece en escena y le dice a Haven cosas como:

‎"- Te amo - dijo -. Te amo desde la primera vez que te vi. No creo que entiendas lo importante que eres para mí, Haven. Eres mi única imperfección."


¿Ustedes entienden? No puede andar diciendo esas cosas y esperar que no me confunda... su personaje fue, en mi opinión, el mejor de todo el libro. Se descubren muchas cosas de él que en serio te hacen preguntarte si realmente es tan malo como se espera... es decir, sí es un maldito pero alguein así no puede ir amando a otra persona.

Leah obtiene mucha relevancia en este libro. Es un personaje clave para el desarrollo de la historia y eso me agradó porque desde Eternos se notaba que había toda una historia detrás de ella. Y Beau es el mejor amigo del mundo. Quiero un amigo así.  

¡Las Horae son todo un grupo! Son sospechosas desde que aparecen en escena y mis juicios sobre ellas cambiaron conforme avanzaba en la lectura. En realidad, la primera mitad de Deseos es un tanto floja porque no sentía que la historia avanzara sino que se encontraba estancada pero la segunda mitad es un caos. En cuanto las piezas se empiezan a acomodar, no me dejé de sorprender. 

Y como en Eternos, Haven es la narradora del libro, lo cual, debo admitit, me desesperó en ciertos momentos. Yo sé que está confundida por culpa de Adam, se la pasa buscando a Beau por todo NY, ayuda a Leah, sostiene encuentros con las Horae y la intriga deteriora su relación con Iain pero ¡por Dios, es Iain Morrow, el chico que te ha amado desde hace miles de años! No puedes poner en duda lo que ese hombre siente por Haven cuando dice algo así:

‎"Ella abrió la cajita sin decir palabra. Dentro encontró un anillo de oro con una gema en medio. 
- ¿Qué significa? - indagó Haven.
Él se sentó a su lado y le quitó un rizo de la cara.
- Que nos pertenecemos uno a otro para siempre. Que cuando tú digas podemos sacar un documento oficial que lo declare, o seguir gozando de sesenta años más de exquisito pecado. Significa lo que quieras, Haven."


El final es... sin palabras. Tampoco es tan dramático pero Kirsten termina el libro justo en el momento en el qu piensas "¡por fin sabremos qué sucede!" y luego ya no hay nada. La reacción que tuve fue muy parecida a ésta:



Lo peor es que no hay noticias del tercer libro y eso me estresa, ya saben que vivo peleada constantemente con el estrés xD. En fin, Deseos supera a Eternos porque los personajes dan cambios drásticos como Adam y la historia entre Iain & Haven ya no sólo es lo único que importa, sino algo más preocupante que su amor.

Calificación: 4/5




No hay comentarios:

Publicar un comentario