viernes, 2 de noviembre de 2012

Esta fangirl lee: Finale

Finale, último libro de la saga Hush Hush escrito por Becca Fitzpatrick, es la conclusión y la esperada respuesta a: ¿el amor lo vencerá todo? 

Nora y Patch pensaron que sus problemas habían quedado atrás. Hank se ha ido y deberían ser capaces de poner fin a esta venganza. Pero en la ausencia de Hank, Nora se ha convertido en la involuntaria líder de los Nephilim y debe terminar lo que Hank inicio. Lo que en última instancia significa destruir a los ángeles caídos – destruir a Patch. Nora nunca dejara que eso pase, así que ella y Patch hacen un plan: hacer que todos crean que han terminado, y trabajar desde el interior. Nora convencerá a los Nephilim de que están cometiendo un error al pelear contra los ángeles caídos, y Patch averiguara todo lo que pueda desde el banco contrario. Terminaran esta guerra antes incluso de que inicie. Pero los planes mejor trazados a menudo fracasan. Nora atraviesa varios pasos en su nuevo papel y se encuentra así misma atraída a un adictivo poder que nunca imagino. Mientras las líneas de batalla son trazadas, Nora y Patch deben enfrentar las diferencias que siempre ha habido entre ellos y ya sea escoger ignorarlas o dejar que destruyan el amor por el que siempre han luchado.

_____________________
Fangirleando: Realmente esperaba demasiado de este libro porque me gusta mucho la saga Hush Hush. No es mi saga favorita de la vida pero mi amor por Patch puede más que un montón de cosas xD. Creo que uno de mis errores fue tener las expectativas tan altas para la conclusión que cuando lo terminé, fue como "¿eso fue todo?".

Un problema con la serie fue que a partir de Silencio, sucedieron cosas extrañas en la trama que no siempre encajaban pero decidía pasarlas por alto mientras Patch siguiera actuando y diciendo cosas sexys; sin embargo, el personaje principal, Nora, me estresaba cada vez un poco más... y en Finale llegó a mi límite. 

En fin, Finale comienza donde nos dejó Silencio, con una Nora al frente del ejército nephilim por un juramento de sangre a Hank y dispuesta a llevar a éstos a la paz con los ángeles caídos. Patch lo ayudará, al igual que Scott y Dante... para disgusto de Patch. Así es que Nora comienza un entrenamiento con éste último para fortalecer sus poderes nephilim, incluso cuando se ve tentada por el devilcraft. Porque la magia demoniaca de la que nos enteramos en el libro pasado sigue apareciendo y promete ser la respuesta a todos los problemas tanto de ángeles caídos como de nephilim.

Y aquí comenzó el estrés porque Nora se deja llevar por sus celos en momentos cruciales que la llevan a cometer errores uno tras de otro que cuestan caro. Quiero decir, han pasado tres libros para que confiemos en Patch y ella sigue cuestionándolo. Y encima pone toda su confianza en la persona equivocada... Obviamente, eso es lo interesante del libro porque cuando pensé que las cosas empezaban a cobrar sentido, resultó que el malo estaba ahí muy presente todo el tiempo y yo ni idea. Me gustó ese cambio de escenario.

Otra momento WTF en Finale fue la historia de Vee, siento que algo muy sacado de la manga que no me terminó por convencer en lo más mínimo. Conocimos su personaje por tres libros y al final, resulta que no era quien creíamos... No sé, fue tan extraño. Al mismo tiempo, está Marcie, quien francamente jamás la soporté y me alegró hacia dónde se dirigió su personaje. Uno de mis favoritos, Scott, lo amé en el libro pero odié el desenlace de su personaje. Quiero decir, ya se me hacía raro que Becca Fitzpatrick no hubiera cometido un final como el de Scott antes y en cierta forma, no me sorprendió pero tampoco me agradó. Sobre todo porque otra vez Nora tuvo la culpa de la situación de Scott.

La relación Patch/Nora más o menos sigue por los mismo rumbos: amor/tensión sexual everywhere pero como dije, Nora deja mucho que desear... Los mejores momentos de esta pareja son cortesía de Patch, como siempre. Tan adorable y preocupado por Nora, sobreprotector pero se le perdona porque de nuevo volvemos a su look con motocicleta xD. Y taaaaaaaaaan sexy con frases y miradas que hacen pensar cosas malas LOL. Una de mis frases favoritas fue:

—Te vistes para impresionar —dije con aprobación.
—No, Ángel. —Se inclinó con sus dientes rozando suavemente mi
oreja—. Yo me desnudo para impresionar.



Y el final de todo, me gustó a medias. Fue algo que me imaginé porque es el tipo de desenlaces que se esperan de estas sagas; pero el epílogo, de nuevo, fue un poco WTF. 

Finale es una conclusión extraña, no es perfecta pero tampoco es lo peor del universo. Si ya leyeron los tres libros anteriores, pues lean éste para conocer en qué temrina la historia entre Patch & Nora. Quizá les guste más que a mí...

Calificación: 3/5 perdona Patch, pero Nora causó demasiado estrés en mí. 

5 comentarios:

  1. Juro que algún día continuare estos libros. Solo leí Hus, Hus, y apesar de que si me gusto, me desanima un montón que Nora lo arruine. No quiero gastar mi dinero a lo tonto.
    Así que silo compraría sería solo por Patch.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por desgracia, Nora es de esos personajes que dejan mucho que desear pero Patch salva cada libro con su personalidad :)

      Eliminar
  2. totalmente de acuerdo primix no fue gran final :( aunque vale la pena cada FUCK#$% frase sexy de patch! ya con eso es happy ending para mi jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Pues cuando leí el primero, me disgustó un montón porque yo pensaba que sería un grandioso libro y Patch, un grandioso espécimen masculino. Pero no. Me quedé con muchas ganas, así que no sé si algún día llegue a continuar leyendo la saga. Pero al menos ya sabré que no debo hacerme grandes expectativas.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te diriía que le dieras otra oportunidad (sólo por Patch) pero quedé desilusionada con el final :(

      Eliminar