martes, 6 de noviembre de 2012

Esta fangirl lee: Hate list


Hate list, libro escrito por Jennifer Brown, se puede resumir en una frase: Nunca deseé que alguien muriera.
Hace cinco meses, el novio de Valerie Leftman, Nick, abrió fuego en la cafetería escolar. Valerie inadvertidamente salvó la vida de una compañera de clase, pero se vio implicada en el tiroteo debido a la lista que ella ayudó a crear.  Una lista de las personas y las cosas que ella y Nick odiaban.  La lista que él usó para elegir a sus objetivos.
Ahora, después de un verano de reclusión, Val se ve obligada a enfrentarse a su culpabilidad cuando regresa a la escuela para completar su último año.  Perseguida por el recuerdo del novio que aún ama y navegando su rocosa relación con su familia, antiguos amigos y la chica cuya vida salvó, Val debe luchar a brazo partido con la tragedia que tuvo lugar y su papel en él, con el fin de reparar el daño y seguir adelante con su vida.
____________________
Fangirleando: Hate list es el tipo de libro que cuando lo terminas, te sientes perdido y completo al mismo tiempo. ¿Por qué? Porque es un libro muy honesto y, sobre todo, humano. 
Lo anterior puede generar comentarios como "WTF!" pero lo digo completamente en serio. La historia comienza con Val, iniciando su último año en la preparatoria, después de que cinco meses antes su novio Nick fue el causante de un tiroteo basado en una lista de odio que ellos dos hicieron. Pero Nick se suicidó en el lugar y ella regresa al lugar que no sabe cómo tratarla y ni ella misma sabe qué hace ahí. A todo esto, su familia se está cayendo y sólo permanece unida por ella... de una forma retorcida. 
Personalmente, no puedo identificarme mucho con los tiroteos en escuelas estadounidenses más allá de lo que he sabido por las noticias de cuando eso ocurre, películas o libros; sin embargo, es la primera vez que comprendí el hecho más allá de pensar "¡qué feo!". Porque el libro está desde la perspectiva de Valerie, quien tiene todo en contra para seguir adelante pero sigue aquí, es "la chica que hizo la lista de odio" pero no es quien jaló el gatillo. Y, aún así, la culpabilidad no la deja avanzar. Después de todo, Nick no era sólo el "chico raro que asesinó a los estudiantes" pues para ella, era un buen chico con muchos problemas y odio en su interior... odio que terminó en una tragedia.

Lo que me gustó de Hate list es la crudeza de la narración, pues conforme avanzamos en la historia, conocemos más sobre el día del tiroteo, los días que siguieron a éste, el intento de Val de superarlo... Y fue muy fuerte leer un episodio así, de manera tan realista. Así descrito resultó traumante, vivirlo debe ser mil veces peor. Y de igual forma, el tema del porqué. ¿Por qué Nick disparó contra estos chicos? ¿Por qué nadie lo vio venir ni siquiera Valerie? ¿Por qué nadie hizo algo antes y no después para ayudarlo? ¿Por qué la gente cree que después de un episodio así, todos cantarán "Give peace a chance" y el bullying terminará? ¿Por qué Valerie no puede aceptar que fue parte de ello, voluntaria o involuntariamente, como el resto de los demás?
Son tantas preguntas y respuestas las que se presentan en este libro que Jennifer Brown EN SERIO supo exponer. No es un tema sencillo y ella lo expone desde varios ángulos: las familias, los heridos, las víctimas, el propio Nick, su familia y su novia, Valerie. Porque la mayoría de las veces que se sabe sobre estos hechos conocemos a las vícitmas pero no al victimario, o éste es juzgado desde el inicio. Y no, no estoy defendiéndolo, sólo digo que a veces nos olvidamos que detrás de él o ella hay una historia, la mayoría de las veces en las escuelas, el bullying.
Hate list es de esos libros que se tiene que leer una vez en la vida porque generan conflicto, lágrimas, preguntas, respuestas, reflexión... Así se entiende un poco la complejidad humana.

Calificación: 5/5

Book trailer:
 

3 comentarios: