lunes, 25 de marzo de 2013

Esta fangirl lee: Fallen too far

Fallen too far, primera parte de la trilogía del mismo nombre escrita por Abbi Glines.

Querer lo que no se supone debes tener…
Ella sólo tiene diecinueve años.
Ella es la hija de su nuevo padrastro.
Ella sigue siendo ingenua e inocente por pasar los últimos tres años cuidando de su madre enferma.

Pero para Rush Finlay de veinticuatro años de edad, ella es la única cosa que ha estado fuera de sus límites. El dinero de su famoso padre, la desesperación de su madre para ganar su amor, y su encanto son las tres razones por las que nunca se le ha dicho no.

Blaire Wynn dejó su pequeña granja en Alabama, después de que su madre murió, para vivir con su padre y su nueva esposa en una casa de playa que se expande a lo largo de la costa del golfo de la Florida. Ella no está preparada para el cambio de estilo de vida y sabe que nunca va a encajar en este mundo. Luego su sexy hermanastro con quien su padre la deja durante el verano mientras él sale corriendo a París con su esposa. Rush es tan mimando como es precioso. También se está metiendo bajo su piel. Ella sabe que él todo menos bueno para ella y que él nunca le será fiel a nadie. Él es obsoleto y tiene secretos que Blaire sabe nunca podrá descubrir pero aún sabiendo todo eso…

Puede que Blaire haya caído demasiado lejos.

______________________
Fangirleando: Leí Breathe de esta misma autora y aunque me gustó fue un poco decepcionante, quiero decir, nada del otro mundo ni así, pero Fallen too far prometía. Simplemente lo dice todo la sinopsis: chico malo + chica buena = amor. Pfff! ¡Soy fan de esas historias! 

Fallen too far es un libro bastante simple, con personajes nada fuera de lo normal y con claros clichés pero funcionan porque ¡todos amamos los clichés! Son las fórmulas perfectas que, aunque ya sabes hacia dónde se dirige y en qué acaba, lo sigues amando. Se trata de la historia de Blaire, una chica de 19 años que no ha vivido una vida fácil... Tragedia más tragedia y a esta pobre mujer no se le ve un buen futuro; sin embargo, lo que me gustó de este personaje es que no se sienta a llorar a esperar a que la salven, sino que le hace frente a los problemas a pesar de tener todo en contra. Y literal tiene TODO en contra.

Mientras que Rush es *suspiro prolongado* el claro ejemplo de que los chicos en los libros son mejores que en la realidad. Como él mismo lo dice, tiene "mucho equipaje mental" pero ¡qué importa! Es perfecto. Y sexy. Y adorable. Y se enamora de Blaire. Y dice cosas promiscuas pero sigue siendo tierno. En fin, Rush es un personaje muy interesante porque se enfrenta a su enamoramiento por Blaire vs. lo que siente por su hermana. Y no, no me refiero a algo incestuoso (?) sino al pasado de su hermana pequeña y la familia de Blaire y cómo él siempre ha sido casi un padre para ella.

Aunque el romance es muy bonito y un poco intenso xD lo cierto es que no esperen LA historia de amor del siglo. El libro es bastante ligerito, por lo que hay unos cuantos "me gustas pero no puedo" de parte de ambos hasta que se convierten en "ya, vamos a darnos nuestros besos" o algo así jajaja. Pero además de la relación Rush/Blaire, existe MUCHO drama entre las familias de ambos y ellos mismos que complican la existencia pero, siendo sincera, si todo hubiera sido color de rosa, me habría aburrido.

A lo único que le pongo un gran PERO fue al final. Y no es que sea malo sino que resulta incompleto, ya que unas hojas antes nos enteramos del secreto mejor guardado y que explica un montón de situaciones y después termina el libro... Hay una segunda parte que ya leí pero de todos modos, creo que Abbi Glines lo cortó en un mal momento.

Recomiendo Fallen too far si quieren leer algo relajado y tienen ganas de suspirar de amor porque ya inició la primavera xD.

Calificación: 4/5 pero Rush consigue un diez.




La reseña de Never too far, la continuación de esta historia, pueden leerla aquí.
Y la reseña de Rush too far, la misma historia de este libro, por aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario