viernes, 4 de octubre de 2013

Esta fangirl ve: No se aceptan devoluciones (Instructions Not Included)



Sinopsis: Valentín es conocido como el hombre más mujeriego de Acapulco – hasta que le dejan en la puerta de su casa sin explicación alguna lo que es el resultado de una breve relación: un bebé. Valentín abandona México de inmediato para ir en busca de la madre a Los Ángeles. Pero Valentín termina buscando un nuevo hogar para él y su nueva hija, Maggie. Aunque no parece tener madera para ser papá Valentín demuestra se encarga de la crianza de Maggie durante seis años mientras él se abre camino como uno de los mejores acróbatas que dobla a las estrellas en las escenas peligrosas de los largometrajes, y así paga las cuentas y también lo acompaña la pequeña Maggie. Pero esta familia única y poco convencional se ve amenazada cuando la madre natural de Maggie aparece de la nada. En ese momento Valentín reconoce que corre peligro de perder a su hija y mejor amiga.






No se aceptan devoluciones ha sido un fenómeno cinematográfico. Y digo "fenómeno" no como algo bueno ni malo sino como un hecho porque la película alcanzó fama y fortuna en Estados Unidos y, en su país natal México, se ha convertido en la más taquillera de todos los tiempos. Y no se ve que decaiga, yo tuve que esperar más de una semana para alcanzar boletos en el cine y poder verla.

Como se sabe, el hecho de que se gane mucho dinero en taquilla no garantiza que la película sea espectacular y es algo que pude comprobar. Antes de continuar, quiero decir que NO POR EL HECHO DE SER MEXICANA TIENE QUE GUSTARME LA CINTA. Porque he leído críticas buenas, regulares y malas sobre todo malas de gente que sabe mucho más de cine que yo, obviamente y si son mexicanos, se les acusa porque "no apoyan el cine mexicano". Me hace muy feliz que el cine de nuestro país esté pasando por un buen momento pero no por eso soy la fan #1 de Eugenio Derbez.

No se aceptan devoluciones es una comedia con tintes dramáticos acerca de Valentín, acapulqueño mujeriego que ve su vida cambiar en un segundo cuando aparece una de sus tantas conquistas con una bebé producto de su corta relación. Y cuando la mamá la abandona con él, este hombre NO está listo para ser papá; así que va a buscar a la madre a Los Angeles para devolverla, pero en el camino pasan siete años y Valentín se queda con Maggie, intentando ser el mejor papá del mundo para ella. 

Si algo sabe hacer Eugenio Derbez es la comedia y lo logra bastante bien en este film; sí, hay situaciones divertidas que te harán reír muchísimo pero también hay otras que a mí parecer, vienen sobrando. La película trata una historia nada novedosa aunque quizá sí lo es en el mercado mexicano pero que se salva porque se nota que Derbez le echó ganas y tiene una bonita relación padre-hija con la niña, Loreto Peralta. ¡Faltaba más! Prácticamente la mitad de la cinta se la llevan ellos.

Luego llegamos al drama cuando aparece la mamá de Maggie que como personaje la odié y decide, citando más o menos un diálogo de la película, "que siempre sí quiere a su hija", por lo que comienza una batalla legal para quedársela. Me gustó que como público, yo estaba muy enojada con el mundo porque Julie, mamá de Maggie, regresa y pretende destruir una relación que ella misma construyó al momento de abandonar a su hija. Y luego todo es felicidad para pasar a la tristeza... Siento que el drama tiene tintes de telenovela: cuando las cosas se arreglan, aparece algo salido de la manga para destruirlas. 

¿A qué me refiero? Sí hay una explicación sobre por qué No se aceptan devoluciones termina como termina pero o yo soy muy exigente o no sé qué pasó, pero a mí no me atrapó. Me pareció que los guionistas pensaron "entre más dramático sea el final, mejor, no importa si queda raro, queremos que la audiencia llore". Y al menos yo, no lloré. 


No se aceptan devoluciones no me parece la gran maravilla que se ha promocionado por cielo, mar y tierra. Creo que le ha ido tan bien por la publicidad que se le ha hecho, así que a toda la gente detrás de ese departamento son a los que deberían felicitar. En mi opinión, es una película diferente a lo cotidiano del cine mexicano, que le ha ido bien y entretiene. Nada más.

Calificación: 3/5 ¿quién pensó que darle tantas líneas a Sammy era divertido?      

No hay comentarios:

Publicar un comentario