sábado, 14 de marzo de 2015

Esta fangirl lee: Maus

 Maus es la biografía de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis, contada a través de su hijo Art, un dibujante de cómics que quiere dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa sometida por Hitler y de las consecuencias de este sufrimiento en la vida cotidiana de las generaciones posteriores. Apartándose de las formas de literatura creadas hasta la publicación de Maus, Art Spiegelman se aproxima al tema del Holocausto de un modo absolutamente renovador, y para ello relata la experiencia de su propia familia en forma de memoir gráfica, utilizando todos los recursos estilísticos y narrativos tradicionales de este género y, a la vez, inventando otros nuevos.

La radicalidad narrativa de esta obra marcó un antes y un después en el universo de la novela gráfica, y por ello Maus obtuvo el primer y único premio Pulitzer otorgado a un cómic.




_________________________
Fangirleando:  Quiero empezar dedicando esta reseña a la persona que me recomendó el libro: Rebeca. Sin tu recomendación, todavía no disfrutaría de esta obra tan increible :)


Maus es el primero y único cómic que he leído en la vida. Suelo ver películas basadas en ellos y me encantan, y siempre he tenido la noción de "cómic = superhéroes" por lo que leer una historieta donde se relata el Holocausto es lo menos lógico que podría llegar a imaginar. Y, ¿saben qué? Ha sido todo un placer leerlo. 

Art Spiegelman cuenta la vida de su padre, Vladek, desde el compromiso y la boda con su madre Anja hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Vladek atraviesa todas las etapas de la guerra: libertad, miedo, persecusión, depresión, tristeza, condena, esperanza y supervivencia. Vladek Spiegelman fue hombre con mucha suerte, con gran inteligencia y con un fuerte sentido de la oportunidad, algo que si bien le salvó la vida, tampoco significa que sobrevivió por lo mismo. De hecho es uno de los puntos que Art retrata mejor: los supervivientes no eran mejores sino tuvieron fortuna en el momento adecuado.

Historias sobre las atrocedidades cometidas por la raza humana han sido muchas pero probablemente el Holocausto ha sido de las peores y quizá, hasta la más retratada. Me atrevo a decir que nunca ha sido presentada como lo hacen en Maus, y no sólo por el formato sino por la cercanía a los personajes. Sí, es un texto basado en las vivencias de un hombre que logró salir con vida del campo de concentración de Auschwitz y de situaciones igual de desagradables pero eso no es todo; Vladek al final del día era un ser humano como todos, con virtudes y defectos, con problemas y con histerias y Art lo plasma bastante bien. De hecho la relación Art/Vladek es de lo que más me gustó.
 
La Segunda Guerra Mundial dejó marcas inolvidables para el pueblo judío y la humanidad. Cuando Art, y por ende Vladek, cuenta cómo la raza humana llegó a uno de sus puntos más bajos, es estremecedor. Leer, ver y escuchar lo que se cuenta de aquellos años no es nada como haberlos vivido y con cada página que se lee en esta obra, parece que lo vamos experimentando. Pero como lo mencioné en el párrafo anterior, Vladek vivió desgracias mayores y aún así, en cierta parte del libro, conocemos que la intolerancia a otras razas no las dejó de lado. ¿Irónico?

Los personajes de Maus se dividen en: ratones para judíos, gatos para alemanes, cerdos para polacos, ranas para franceses y perros para estadounidenses. Todos ellos enmarcan ilustraciones muy bien detalladas y, por qué no, bonitas pero de bonito no hay nada en el relato. Así como un libro de historia puede explicar los hechos sin importar qué tan crudos sean, Maus no se queda atrás.

Maus
debe leerse aunque sea una vez en la vida, no sólo por ser el único comic ganador del Pulitzer o porque Art Spiegelman creó una obra fundamental para los amantes de las historietas, sino porque es una biografía de un ser humano, como muchos otros, que vivieron experiencias inimaginables y después de ellas, siguieron adelante. Sobrevivieron pero nunca olvidaron.


Calificación: 5/5 Preparen sus kleenex para cuando lo lean.




No hay comentarios:

Publicar un comentario